Una cada dos horas

Tomate una pausa cada 2 horas

Llamémoslo técnicas de autoengaño, o mini-campañas de prevención de riesgos laborales. Como sea. Son esos detalles que hacen que la vida sea diferente, que te sorprendas al abrir el frigo o recuerdes que tu vida puede ser diferente, ha de serlo.