Mis ocurrencias

En el servicio, en la cocina, jugando al baloncesto, viendo la tele, hablando, mirando al mar, soñando, leyendo, comiendo, duchándome, tomando algo, andando, echando una foto... da igual dónde, el caso es que generalmente se me ocurren cosas. Su validez es relativa, claro está. Algunas arreglan el mundo y otras