El agua en su justa medida

El agua es básica en su justa medida. No es lo mismo tomarse un buen buchito de agua fresquita, en un día de calor, a las cuatro de la tarde, en la estepa manchega, con ese polvillo que se levanta con la soflama. Esa agua fresquita que se te cae